-

Este es mi pequeño espacio. Las palabras que aquí escribo forman parte de lo que veo y pienso, o de lo que quiero citarles. No copies, cita. Eso es más bonito.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

TESTIGO

El pájaro llegó al árbol.  Meció sus ramas.
Él, revoloteaba entre ellas; volaba alto y regresaba. Saltaba de un lado a otro; el verdor parecía brillar tanto como lo haya hecho jamás. El pájaro continuó allí, saltaba y seguía haciéndolo alegre y divertido. Entonces, de pronto lloró el árbol pues a veces quería volar como el pájaro, quería hacerlo a su lado. Sus hojas llovieron y el pájaro voló en lo alto, muy alto en el horizonte. Ya no lo veo a él, solo al árbol y sus ramas; secas y esperando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario